lunes, 21 de abril de 2014

Sábado de Pasión de ilusión y entrega

Este año si pudo ser. Tras tres años sin que el Amor de este barrio pisara sus calles, la de este año 2014 ha sido la salida más esperada para muchos de nosotros. Los días previos de montaje y preparativos se vivieron en un ambiente de fiesta que ya hacía tiempo no vivíamos. Las inclemencias meteorológicas vividas años atrás habían sido las culpables de que esos días de preparativos se vivieran con cierto temor e incredulidad. Pero como decía anteriormente este año era diferente. Desde los primeros días de la semana los niños de nuestro barrio eran los protagonistas pues desde el seno de nuestra Agrupación teníamos unas visitas concertadas de cara al conocimiento de nuestro grupo y parroquia. Otro día especial fue el Viernes de Dolores, una vez terminada la Eucaristía de las 19.30 hrs. miembros y colaboradores de nuestro grupo, preparamos una oración ante la Bendita Imagen del Señor del Amor, oración que servía como preparación para la salida procesional que viviríamos al día siguiente, tras la cual teníamos un rato de convivencia para después seguir con los preparativos. A primeras horas del Sábado de Pasión el nerviosismo era patente entre nosotros, la Eucaristía que celebramos a las 12.00 de la mañana como preparación de cara a la salida procesional se encontraba repleta de fieles y devotos del señor.
De forma puntual como si de una Hermandad con años de experiencia
fuera, a las seis y media de la tarde, las puertas de nuestro templo se abrían para que el Señor del Amor se acercara a los suyos. Fueron momentos de gran expectación y espera pues la salida por las puerta de nuestra iglesia se antoja un tanto complicada pero la maestría de los costaleros guiados por nuestro nuevo capataz Juan Carlos Jiménez hicieron de este momento algo emocionante. La tarde era perfecta, y la gente nos acompañó durante todo el recorrido. La Hdad. del Sto. Cto. de la Vera Cruz tuvo a bien el abrirnos las puertas de su casa al paso de nuestro cortejo por la capilla de dicha Hdad. algo que agradecemos, pues fue un momento inolvidable para nosotros. Una "levantá" dedicada a una hermana de nuestra Agrupación que debido a su estado de salud lo está pasando regular hizo que muchos de nosotros viviéramos este momento con mucho sentimiento y emoción. La visita a las "abuelitas" de las Hermanas de la Caridad en la calle Botica fue un momento muy esperado, dos saetas le cantaban al Señor desde el balcón de esta Residencia y que emocionaban a las "ancianitas".
 Las calles Gravina, Bodega y Obispo Rancés eran un hervidero de personas que no querían perderse el paso del Señor por la estrechez de estas calles. El trabajo de los costaleros durante este tramo del recorrido despertó el aplauso de cuantos se encontraban en las mismas. En el regreso a su barrio al Señor le siguieron dedicando oraciones cantadas que erizaban el bello de cuantos se encontraban acompañándolo. En las puertas del templo de San Antonio no cabía un alfiler para ver la entrada del cortejo y del Señor del Amor de nuevo en su casa. La banda de CC.TT Caridad y Amor de Jerez estuvo muy acertada en cuanto a las marchas elegidas para diversos tramos del recorrido muy especialmente en la recogida. A las 1.00 de la madrugada el Señor se encontraba frente a su Madre del Dulce Nombre en una noche mágica que ha sido solo el resultado del buen trabajo realizado por parte de nuestros hermanos y de la que quizás, sea la mejor cuadrilla que una hermandad pueda tener.

Fotos de Jorge Carmona Betanzos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada