lunes, 16 de abril de 2012

Sábado de Pasión. Un regalo





  El año 2011 dio sus frutos y todo el trabajo y el esfuerzo realizados lo vimos recompensado con la salida del Señor del Amor por las calles chiclaneras. Una cuaresma intensa de actos en las que nos hemos visto arropados por multitud de hermanos, un cartel a anunciador a la altura de la Semana Santa Chiclanera, unos cultos dignos de un grupo que quiere hacer las cosas como Dios manda y todo esto recordando un Miércoles de Ceniza, en el que el Señor del Amor abría una intensa Cuaresma en Fuenteamarga con un Besapié que no hacía más que reafirmar que él es consuelo de muchos. El pasado Sábado de Pasión, vimos como un barrio arropaba al Señor del Amor, los pronósticos no eran los deseados por los hermanos, pero recibimos un caluroso aplauso cuando nuestra Presidenta Ketama Cubero anunciaba que este año y por primera vez el Señor del Amor bendeciría las calles del barrio. El recorrido se acortaría en un 50 % y los hermanos lo comprendieron. Gestos de cariño como los ramos de flores que depositarían la Asociación del Stmo. Cto. del Perdón o el de la Hdad. de la Humildad y Paciencia no hacían más que llenarnos de ilusión. Un fuerte aplauso se pudo escuchar cuando las puertas de la Iglesia de San Antonio se abrieron para dar paso a la cruz  parroquial y faroles que abrían el cortejo. Algo que difícilmente olvidaremos. Más de 100 hermanos componían un cortejo que confirmaba que nuestros hermanos tienen un compromiso fiel con esta futura Hermandad. Una gran multitud lo esperaba. Y llegó. Se asomó al dintel de la puerta en una nube de incienso. La salida no era fácil ni mucho menos, pero la experiencia de José María Vidal y auxiliares, junto con los casi 70 costaleros que portaban al Señor dejaron ver que había muchas ganas. El Señor de Fuenteamarga estaba en la calle, y con el un barrio que lo acompañó en todo momento. Fuenteamarga llegaba al centro. Un momento muy especial fue el vivido en el pequeño asilo de ancianas que custodian las Hermanas de la Caridad en la calle Churruca, con la Madre Sor Tránsito a la cabeza. El Señor así lo quiso, visitarlas, algo que intentaremos repetir siempre. Por las calles del centro no cabía un alfiler. Y regresó. Si la la llegada al centro fue más que apoteósica, su regreso a casa fue más espectacular todavía. Una larga avenida nos separaba del templo y los costaleros hicieron un gran esfuerzo, pues el tiempo nos dejaba sin tregua antes de lo previsto. Y a las 22.00 horas el Amor llegaba a su casa. José Luis Galvín nos deleitó con una saeta más que sentida que inundó de emoción el interior del Templo parroquial. Y todo salió de dulce. El Señor bendijo las calles chiclaneras. Dios es Amor. de eso fuimos testigos.



Aprovechamos para agradecer a las Hdades. de Servitas y Sta. Elena de la vecina localidad de San Fdo., la colaboración prestada con la cesión de algunos enseres. A la Hddad. de Ntra. Sra. del Carmen y a la Hdad. de la Humildad y Paciencia, sabemos que siempre estarán ahí para lo que necesitemos. A personas como Marcos Ramírez, o Juan Antonio Vallejo por sus idas y venidas con los partes meteorológicos y sus consejos. A la Policía Local de Chiclana que se prestó en todo momento más que dispuesta a colaborar. A nuestros Hermanos/as, familiares, amigos colaboradores, empresas colaboradoras. Gracias a todos.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada